Manolo García desata la euforia en el Festival de Cap Roig

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Calella de Palafrugell (Girona), 21 de julio de 2012.- El concierto de Manolo García en el escenario al aire libre de los Jardines de Cap Roig, en Calella de Palafrugell (Girona), había levantado una inusitada expectación.  Nadie quería perdérselo por nada del mundo.  Esta noche su público más fiel ha vivido el concierto con una especial emoción, y todos los espectadores del Festival de Cap Roig disfrutaron de uno de los directos más potentes de la escena del pop-rock nacional.  No en vano el artista catalán es uno de los grandes de nuestra música y su nombre se escribe con letras mayúsuculas en el moderno cancionero popular.  Cap Roig, uno de los lugares más singulares de la Costa Brava, junto al mar Mediterráneo, y bajo la luz de las estrellas, daba la bienvenida por primera vez a Manolo García con su presencia en un festival que en esta nueva edición se ha abierto a nuevos públicos.  Hoy fue buena prueba de ello.  La noche prometía emociones fuertes desde el primer momento.  Las entradas para el concierto de Manolo García se habían agotado hacía semanas y las gradas respiraban un ambiente de euforia que se fue desantando a medida que avanzaba un completísimo repertorio de una treintena de temas.  Hemos sido testigos de una auténtica comunión sobre el escenario y de una conexión hasta límites insospechados entre público y artista.  Manolo García ha bajado a cantar entre el público para delirio de sus más leales seguidores.  Los más de 2.100 espectadores fueron complices de una noche irrepetible llenando hasta la bandera las renovadas gradas del festival dieron buena prueba de su resistencia bailando sin cesar durante todo el show.  Desde las primeras canciones más íntimas en formato acústico, “Navajas de papel”, “Sombra de tu palmera” o “Aviones plateados”, hasta sus nuevos éxitos, “Sombra de tu sombrero” o “Un giro teatral”, y sus himnos más celebrados, “Nunca el tiempo es perdido”, “Para que no se duerman los sentidos”, que presentó como “una canción rebelde, de rechazo, pero con esperanza”, provocando el aplauso del público, “San Fernando” o “Insurrección”. Eléctrico y enérgico, el intérprete y compositor repasó hasta el más mínimo detalle toda su discografía en solitario que suma cinco títulos con su más reciente álbum, “Los días intactos”.  Hoy Manolo García dejó una huella imborrable en el Festival de Cap Roig ofreciendo un concierto para la historia.